Psicomotricidad en el agua

4
Pasos

Psicomotricidad en el agua
Psicomotricidad en el agua

Psicomotricidad en el agua

Grupo Muscular:

Todo el cuerpo

Categorías:

Equipo:

Swim World

Psicomotricidad en el agua,  Mama BB,  desde los 7 meses de edad, el niño entra en contacto con el agua y desarrolla su capacidad Psicomotriz. Se hace amigo del agua.

Actividades

No todos los bebés y niños evolucionan de la misma manera. Depende mucho de su carácter, de su relación psico-afectiva con sus padres y de su adaptabilidad a los cambios que se efectúan en su vida general. Además, los expertos consideran que no se puede enseñar a nadar a un bebé o niño hasta los cuatro años. Esto es porque todavía no tienen su sistema psicomotriz completamente desarrollado. Sin embargo, hasta los cuatro años se pueden realizar diferentes actividades acuáticas con el ni …

Bebés: ejercicios de psicomotricidad en el agua Estos sin algunos ejercicios que podréis realizar con vuestro hijo y que os ayudarán tanto a vosotros para estar más tranquilos, como a él. Le servirán para perder el miedo y ganar confianza, desarrollar la psicomotricidad y que el bebé o niño en el agua se sienta más a gusto.

Los bebés pueden ejercitar más sus músculos en el agua debido a que están menos restringidos por la gravedad, lo cual conlleva a un incremento paulatino en su fuerza gracias a la actividad física dentro de la pileta, que a menudo se manifiesta en estos pequeños, cuando los mismos desarrollan tempranamente ciertas habilidades psicomotrices tales como gatear, caminar, trepar, etc.La natación mejora la condición cardiovascular de los bebés y aunque esta tiene un desarrollo mínimo en el mejoramiento de su resistencia, la natación tiene grandes efectos benéficos.El agua ayuda a mejorar la coordinación y el balance, forzando a los bebés a dominar diversos movimientos dentro de este medio para mantener el equilibrio, situación que les permite orientarse perfectamente en el espacio.El agua a una temperatura agradable de 31ºC combinada con ejercicios suaves, relaja los músculos, estimula su apetito, y por lo general comen y duermen mejor, siendo en consecuencia, niños con mejor carácter y comportamiento.

Para su bebé el instructor no será una autoridad, sino un amigo con quien se podrá comunicar fácilmente.

La convivencia en la pileta con otros niños le ayudan a relacionarse mejor, además de que aprende a compartir y realizar actividades junto a otras personas.El niño adquiere mas confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo, ya que estará en constante contacto con instructores y niños.

Galeria de Fotos

  • servicio_psicomotricidad
  • servicio_psicomotricidad2
servicio_psicomotricidadservicio_psicomotricidad2
Conversa con nosotros